Abogados De Lesiones De Choque Y Fuga - Austin

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON UN ABOGADO DE ACCIDENTES DE CHOQUE Y FUGA DE AUSTIN.

Estar involucrado en un accidente automovilístico es terrible, incluso en las mejores circunstancias, pero el estrés y la ansiedad que rodean el accidente solo se agravan cuando el otro vehículo involucrado huye de la escena. Los conductores pueden huir de la escena del accidente por varias razones: por miedo, no tener seguro de automóvil, o simplemente por no querer asumir la responsabilidad de su conducta negligente. Huir de la escena de un accidente nunca es acertado porque no alivia la responsabilidad civil del conductor por el accidente y probablemente resultará en un delito menor o un delito mayor.

Si usted o un ser querido quedaron lesionados en un accidente de choque y fuga en Austin o las áreas circundantes, o si usted está lidiando con una compañía de seguros luego de quedar lesionado en una colisión de choque y fuga, llame hoy a Zinda Law Group al (800) 863-5312  para obtener una evaluación de su caso completamente gratuita. Nuestro equipo de abogados de lesiones personales de Austin, Texas, tiene una amplia experiencia con casos de accidentes de autos y harán lo que sea necesario para maximizar su potencial de recuperación.

¿Qué es un caso de choque y fuga?

Un choque y fuga ocurre siempre que el conductor de uno de los vehículos impacta a otro vehículo, peatón o la propiedad estacionaria de un tercero, causando daños, y huye de la escena del accidente. Si bien existen algunas defensas válidas para un “choque y fuga”, como la creencia errónea de que no se causaron daños a la propiedad o lesiones personales como resultado de la colisión, a menudo son las peores decisiones que puede tomar un conductor infractor.

Otra opción que los conductores puede elegir luego de un accidente, si realmente están presionados por el tiempo, es dejar una nota. Si un conductor golpea la propiedad de otro y el propietario no está cerca, o el propietario no es identificable, un conductor puede dejar su información de contacto en un lugar donde el propietario del otro vehículo pueda encontrarlo. Esta opción es arriesgada, ya que si el dueño de la propiedad no encuentra la nota, puede considerarse un choque y fuga.

Estadísticas de los choques y fugas

En 2018, la Auto Insurance Center (AIC) publicó un análisis de datos FARS de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, entre los años 2012-2016. Con estos datos, la AIC calculó el número de muertes y choques fatales por cada 100,000 residentes en cada estado que se clasificaron como accidentes de choque y fuga y comparó la frecuencia de tal ocurrencia con la de otros estados por año y mes determinados.

El análisis AIC encontró que las muertes de los choques y fugas han incrementado consistentemente a lo largo de los Estados Unidos. Los damos mostraron que el número total de muertes por choque y fuga  (involucrando al menos dos vehículos) incrementó de 1.512 muertes en 2012 a 2.046 muertes en 2016.

El estudio también encontró que octubre es estadísticamente el mes con mayores muertes por colisiones de choque y fuga. Si bien el final del horario de verano en noviembre generalmente se atribuye a un aumento en los accidentes de conducción con sueño, las colisiones choques y fugas generalmente aumentan en octubre - días antes de que los relojes retrocedan. Por el contrario, enero y marzo representaron los dos meses más seguros del año estadísticamente para este tipo de accidentes.

Específicamente, respecto a Texas, el estudio de la AIC demostró que calificaba en la posición número cinco de los estados más letales en términos de colisiones de choque y fuga por 100.000 residentes. Los datos indicaron que cada año hay aproximadamente 1.19 muertes por choque y fuga por cada 100.000 tejanos.

Leyes de choque y fuga de Texas

Bajo la ley de Texas, abandonar la escena de un accidente el cual involucró la muerte o lesiones graves a una persona es un delito de tercer grado, castigable con dos a diez años de cárcel en la prisión estatal. Sin embargo, si el accidente involucró una lesión que no es grave, y es simplemente un delito imputable desde un año en una cárcel del condado hasta cinco años en una prisión estatal y/o una fianza de 5,000 dólares.

Además, la ley de Texas también sostiene que cualquier vehículo que abandone la escena de un accidente, que involucre cualquier daño a un vehículo ocupado es un delito menor de Clase C, que conlleva una multa de hasta $ 500. La ley va más allá, sosteniendo que el delito aumenta a un delito menor de Clase B (castigado con hasta seis meses en una cárcel del condado), si el daño es de más de $ 200. En realidad, casi cualquier daño al exterior de un automóvil hoy en día costará más de $200 en un taller de reparación; por lo tanto, pocos conductores recibirán un delito menor de clase C, incluso si creen que solo causaron daños menores.

La ley de Texas impone las mismas sanciones por golpear automóviles estacionados que por dejar instalaciones o jardines dañados sin detenerse a informar o notificar a los propietarios.

¿Qué hacer luego de un accidente de choque y fuga?

1. Busque atención médica y de seguridad

Inmediatamente después de un accidente automovilístico, su principal preocupación es evaluar la seguridad de todas las partes involucradas. Si hay lesiones o una muerte, notifique a los servicios médicos de emergencia de inmediato. Si está herido, no intente "aguantar". Esta táctica no solo podría obstaculizar su recuperación física, sino que también podría inhibir su capacidad para conseguir una compensación financiera de las compañías de seguros más adelante.

Si su vehículo todavía se encuentra en la carretera y puede moverlo sin correr peligro, debe intentar maniobrar para sacarlo del tráfico hasta el arcén de la carretera y encender las luces de emergencia.

2. Reportar el accidente

Si el conductor negligente abandona la escena del accidente inmediatamente después de la colisión, no intente perseguir al conductor. La persona que se aleja del accidente puede ser peligrosa y no debe ser confrontada sin que estén las autoridades presentes. En su lugar, intente tomar una foto o memorizar la matrícula mientras se aleja.

Una vez que haya movido el vehículo hasta el arcén de la carretera, llame al 911 para proporcionarles la ubicación del accidente. Bajo la Ley de Texas, si una persona involucrada en un accidente resulta herida o si ocurre un daño a uno o más vehículos que excede el monto de $1000, usted está obligado a reportar el accidente a la policía. Esta ley se aplica tanto al conductor culpable como a las víctimas de accidentes.

Independientemente de si el accidente es un golpe menor o una colisión mayor, obtener un informe policial es un paso necesario y extremadamente útil para promover su futura reclamación de compensación financiera.

3. Obtenga información y documente el accidente

Mientras espera a que llegue la policía y los servicios de emergencia, usted debería evaluar la escena del accidente y la extensión de los daños a su vehículo. Debería intentar reunir la mayor cantidad de evidencia posible en el momento inmediatamente luego del accidente mientras la escena se encuentra reciente, ya que es probable que tanto como su memoria como la escena cambien con el transcurso del tiempo. Un video o evidencia fotográfica son particularmente útiles en preservar los detalles de la escena de un accidente. Si usted no es capaz de tomar una fotografía del conductor que huye, intente escribir la descripción del vehículo y cualquier porción de la placa que pueda recordar.

También debería documentar cualquier lesión que haya sufrido usted o sus pasajeros lo antes posible. Si es posible, es recomendable recopilar información de los otros vehículos en la escena, incluidos, entre otros, los nombres de los pasajeros o terceros testigos que vieron ocurrir el accidente.

Finalmente, cuando llegue la policía, identifique a los oficiales, registre sus números de placa y solicite una copia del informe del accidente.

4. Contacte a un abogado

Una vez listo, contacte a un abogado con experiencia en accidentes de choque y fuga en Austin que se especialice en casos de accidentes automovilísticos. Hablar con un abogado de lesiones personales puede ayudarlo a coordinar con el proveedor de seguros, determinar el estatuto de limitaciones de su reclamación, entender el proceso de presentar la reclamación en su estado, evaluar su potencial para una compensación.

Reclamación de lesión personal para casos de choque y fuga

Si bien es desafortunado, muchas víctimas de los accidentes de choque y fuga tienen dificultad para ser compensados por sus seguros debido a que el conductor que era responsable de compensarlo huyó. Sin embargo, aquí es exactamente donde será beneficioso consultar a un abogado de lesiones personales.

Como materia preliminar, si usted tiene cobertura de automovilista sin seguro (UIM) en su póliza de seguro, un abogado de lesiones personales puede ayudarlo a maximizar su compensación por daños a través de su propia aseguradora.

Si el conductor negligente no ha sido descubierto para el momento que usted consulte un abogado, estos pueden ser capaces de investigar otros medios de identificación. Por ejemplo, si usted le lleva a su abogado una copia del informe policial, ellos podrán ser capaces de solicitar copias de cualquier cámara de vigilancia cerca de la escena del accidente para evaluar aún más la identidad del conductor en fuga.

Bajo la Ley de Texas, una persona debe introducir una demanda por lesiones personales a más tardar dos años después de la fecha del accidente. Sin embargo, si el conductor negligente no es identificable en el momento del accidente, el período de prescripción no comienza a correr. Y, si posteriormente se identifica al conductor que lo atropelló, un abogado puede ayudarlo a presentar una demanda en ese momento.

Obtenga una consulta gratuita para su caso de lesiones personales por Zinda Law Group

En Zinda Law Group, nuestros abogados de lesiones personales han ayudado a muchos reclamantes y sus beneficiarios a volver a encarrilar sus vidas después de sufrir lesiones, muerte y pérdidas financieras. Tenemos el conocimiento y los recursos necesarios para ayudarlo a buscar la máxima compensación por las cuentas médicas asociadas, la pérdida de ingresos, los daños a la propiedad, el dolor y el sufrimiento, y todos los demás costos que haya causado su accidente de choque y fuga en o cerca de Austin.

Nuestra firma cree que los clientes lesionados no deberían tener que preocuparse por su capacidad para pagar una representación legal de alta calidad. Por eso ofrecemos consultas completamente gratuitas. Zinda Law Group opera con honorarios contingentes, lo que significa que usted no pagará nada a menos que logremos un acuerdo, sentencia o veredicto favorable para su reclamo. Esa es nuestra garantía sin cobros por adelantado.

Si usted o alguno de sus seres queridos resultaron heridos en una colisión de choque y fuga, llame a Zinda Law Group (800) 863-5312 para recibir hoy una consulta gratuita con nuestros abogados de lesiones personales. También ofrecemos consultas virtuales gratuitas durante la crisis del COVID-19

Las reuniones con los abogados están disponibles solo con cita previa.