ABOGADOS DE MORDEDURAS DE PERRO EN ALBUQUERQUE

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON ABOGADOS DE MORDEDURAS DE PERRO EN ALBUQUERQUE

Los perros son las mascotas más populares en los Estados Unidos. De hecho, según el Instituto de Información de Seguros (Insurance Information Institute), más de 60 millones de hogares estadounidenses tienen perro, que representa 10 millones más que hogares con gatos, la segunda mascota más popular. No obstante, esta alta tasa de dueños de perros tiene sus desventajas. La información extraída del sitio web de la Ciudad de Albuquerque indica que las estimaciones actuales de personas mordidas por perros cada año en los Estados Unidos representa el 2% de la población, que implica aproximadamente 4.7 millones de personas al año. Contactar a un abogado de mordeduras de perro en Albuquerque es un buen primer paso para conseguir la compensación que le puede corresponder luego de que un perro lo muerda.

Si usted o alguno de sus seres queridos han sufrido los efectos de una mordedura de perro, contacte a los abogados de mordeduras de perro de Zinda Law Group en Albuquerque llamando al (800) 863-5312 para conseguir una consulta gratuita.

TIPOS DE DEMANDAS POR MORDEDURAS DE PERRO

No hay dos casos de mordeduras de perro idénticos. Determinar el tipo de demanda de mordedura de perro que tendrá que introducir es un primer paso importante en la búsqueda de la máxima compensación por sus lesiones.

Ataques entre dos perros

La primera imagen que llega a la mente de las personas cuando piensan en mordeduras de perros es un perro agresivo que se soltó de sus ataduras y mordió a su víctima con rencor. No obstante, no siempre este es el caso. Un perro podría ser agresivo con otro perro y un humano que intente intervenir podría fácilmente ser mordido.

Incidentes de mordeduras con perros no agresivos

Los perros no necesariamente tienen que actuar agresivamente para causar lesiones. Puede que muerdan como resultado de juegos muy rudos. También podrían morder por instinto, ya sea un perro de pastoreo que intenta “guiar” a un niño pequeño.

Niños mordidos por perros

Lidiar con un niño que ha sido mordido por un perro puede ser especialmente complejo. En primer lugar, los niños normalmente no pueden defenderse por cuenta propia de la misma forma en que pudiese hacerlo un adulto, lo que quiere decir que son susceptibles a sufrir lesiones más severas. Los niños también podrían requerir tratamiento para lidiar con sufrimiento mental y emocional, como estrés post-traumático (PTSD).

LESIONES COMUNES

La mayoría de las lesiones que emanan de mordeduras de perro están relacionadas con laceraciones y desgarres por los dientes del perro. No obstante, las lesiones pueden avanzar rápidamente a casos más graves que simples heridas y convertirse en casos muy graves, a veces incluso mortales.

Infecciones

A veces las mordeduras de perro pueden crear heridas irregulares y abiertas que resultan difíciles de arreglar con puntos o suturas. Las mordeduras también tienen el riesgo de infección por causa de las bacterias que pueden estar presentes en la boca del perro al momento de la mordedura.

Lesiones faciales

Las lesiones faciales son algunas de las más comunes en víctimas de mordeduras de perro. Este tipo de lesiones pueden hacer que la víctima tenga que someterse a múltiples cirugías y a recibir muchas suturas. Las lesiones faciales también pueden incluir fracturas de cráneo y de mandíbula, lesiones oculares, fracturas de nariz y otras lesiones.

Lesiones internas

Los perros, dependiendo de la raza y el tamaño, tienen mandíbulas increíblemente fuertes. Como resultado, las mordeduras pueden ir más allá de romper la piel, a veces pueden aplastar o dañar órganos internos y músculos. Este tipo de lesiones pueden causar discapacidad y/o daños permanentes.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE SER MORDIDO POR UN PERRO?

1. Buscar atención médica

En primer lugar es importante tratar sus lesiones visitando a un médico. Un profesional médico calificado podrá determinar el grado y la severidad de sus lesiones y encaminarlo a la recuperación. Al asistir a una consulta médica, asegúrese de mantener un registro detallado de sus lesiones, su diagnóstico y tratamiento. Esta información puede ser crucial para conseguir la compensación, estableciendo la relación entre la mordedura de perro y las lesiones que sostuvo.

2. Documentar el incidente

Luego de recibir la atención médica correcta para sus lesiones, debería documentar exhaustivamente el incidente. Esto puede incluir conseguir la información de contacto del dueño del perro y de cualquier testigo, tomar fotografías del perro, de sus lesiones y del entorno, y mantener un seguimiento a sus registros médicos a medida que recibe tratamiento.

3. Reportar el incidente

También es importante reportar la mordedura de perro a las autoridades correspondientes en Albuquerque. El sitio web de la ciudad de Albuquerque ofrece información útil para hacer esto. Reportar el incidente a las autoridades correspondientes también puede ayudarle a descubrir si el perro ha mordido a alguien más o si ha tenido un comportamiento agresivo.

4. Contactar a un abogado de mordeduras de perro de Albuquerque

Uno de los pasos más importantes, por no decir el más importante de todos, luego de que un perro lo muerda, será contactar a un experimentado abogado de mordeduras de perro en Albuquerque. Debería contactar a un abogado lo más pronto posible para que lo ayude a explorar sus opciones. Su abogado también podrá ayudarle a realizar un avalúo exacto de su caso y a determinar cuáles serían las acciones más adecuadas que debería tomar.

DETERMINANDO LA RESPONSABILIDAD

La determinación de la responsabilidad es un punto crítico en todos los casos de lesiones personales. Cuando una parte es “responsable” por los daños, quiere decir que son responsables de pagar por cualquier lesión e implicaciones financieras asociadas de la parte lesionada. Generalmente, esto requiere demostrar que la parte a la cual solicita una indemnización tenía el deber de actuar de una manera determinada e incumplió con dicha responsabilidad.

En un caso de mordedura de perro en Albuquerque, el término importante que debe conocer es la “regla de una mordida”. Nuevo México es un estado de “una mordida”. Esto quiere decir que, cuando se trata de mordeduras de perro, el dueño solo podrá ser considerado responsable si tenía razones para creer que su perro era propenso a actuar agresivamente. En esencia, el dueño tiene “una mordida” antes de que pueda ser castigado – la primera mordida es un aviso de que el perro es propenso a morder, y la segunda mordida puede resultar en que sea considerado responsable de las lesiones causadas por el animal.

INTRODUCIENDO UNA DEMANDA POR MORDEDURA DE PERRO

Presentar una demanda por mordedura de perro podría ser la mejor forma, y a veces la única, de conseguir una compensación justa por sus lesiones. El primer paso, además el más importante, en este proceso será conseguir la asesoría de un experimentado abogado de mordeduras de perro en Albuquerque. Este profesional podría manejar la demanda y mantenerlo al corriente de todos los sucesos importantes de su caso.

Contacte a un abogado

Debería contactar a un abogado de lesiones personales en Albuquerque tan pronto como le sea posible después del accidente, especialmente si sus lesiones o las de su ser querido fueron graves. Un abogado podrá ofrecerle una asesoría para saber si es conveniente introducir una demanda por lesiones personales contra el dueño del perro. Su abogado también podrá conservar la evidencia importante y conseguir la documentación necesaria para respaldar su caso.

Investigación

El siguiente paso del proceso de demanda es investigar los detalles de su caso para conseguir la indemnización. Antes de que su abogado pueda ofrecerle consejos acerca del valor de su caso o asesoría con respecto a cómo proceder, necesitará realizar una investigación exhaustiva, la cual probablemente incluirá entrevistas o declaraciones de testigos, una búsqueda en la historia del dueño del perro y un análisis de los registros médicos.

Negociación y acuerdo

La mayoría de los casos de mordeduras de perro en Albuquerque terminarán en acuerdos. Ir a juicio toma mucho tiempo y preparación, y las partes normalmente llegan a un acuerdo antes de exponerse frente a un juez en un juicio para resolver las cosas. En esta etapa es crítico contar con un abogado calificado a su lado, quien podrá poner en práctica su experiencia y entrenamiento para persuadir con argumentos y exigir la máxima compensación que merece a las otras partes involucradas.

COMPENSACIÓN EN CASOS DE MORDEDURAS DE PERRO

Para la mayoría de las víctimas de mordeduras de perro, la principal pregunta es “¿Cuánto vale mi demanda?”. Es imposible responder a esta pregunta sin considerar los detalles específicos que hacen que su caso sea único, pero cualquier compensación que pueda recibir vendrá de dos categorías principales.

Daños económicos

Los daños económicos son los daños que ha sufrido y que pueden relacionarse y atarse a pérdidas medibles. Incluyen los costos de cuentas médicas, de sustitución de propiedades dañadas y salarios perdidos por no poder trabajar debido a la lesión.

Daños no económicos

Los daños no económicos no se pueden atar a números objetivos o medibles como sucede con los daños económicos. Incluyen el dolor y sufrimiento que experimenta como resultado de sus lesiones. Si bien son más difíciles de asociar a un número, este tipo de daños normalmente aumentan proporcionalmente con la severidad de sus lesiones.

PLAZOS LEGALES

Todos los casos de lesiones personales tienen un estatuto de limitaciones asociado, el cual es el plazo legal dentro del cual la víctima puede presentar una demanda con base en un incidente determinado. En Nuevo México, el estatuto de limitaciones para un caso de mordedura de perro es de tres años, lo que quiere decir que tendrá tres años a partir de la fecha de su incidente con el perro para presentar una demanda. Puede haber excepciones a la regla que podrán ser explicadas por un abogado experto en mordeduras de perro en Albuquerque, pero en general se recomienda que introduzca la demanda lo más pronto posible para evitar problemas.

CONTACTE HOY A LOS ABOGADOS DE MORDEDURAS DE PERRO DE ZINDA LAW GROUP EN ALBUQUERQUE

Zinda Law Group cuenta con los recursos de una gran firma combinados con la atención individualizada de una operación pequeña. Creemos que las víctimas de ataques de perros no deberían preocuparse por poder pagar su representación legal, por lo cual ofrecemos una política sin pagos a menos que ganemos su caso – no pagará ni un centavo a menos que logremos un resultado favorable para usted.

Si usted o alguno de sus seres queridos han sufrido los efectos de una mordedura de perro, contacte a los abogados de mordeduras de perro de Zinda Law Group en Albuquerque llamando al (800) 863-5312 y consiga una consulta gratuita.