¿CUÁLES SON MIS DERECHOS SI MI HIJO SE LESIONA EN LA GUARDERÍA?

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON UN EXPERIMENTADO ABOGADO DE LESIONES EN GUARDERÍAS

Cada año, son muchos padres que confían sus hijos a guarderías en los Estados Unidos. Los padres asumen y esperan la mayor seguridad para sus hijos mientras están en la guardería. Por ello, cuando un niño se lesiona en una guardería, es un evento problemático y traumático.

Los costos médicos del tratamiento de su hijo podrían ser altos e inesperados.

Por lo tanto, los padres de un niño lesionado en una guardería podrían exigir una indemnización a la institución por las lesiones del pequeño. La guardería, así como su personal y otros terceros, podrían ser considerados responsables por las lesiones.

Consultar a un experimentado abogado de lesiones en guarderías podría ayudarle mucho a proteger a su hijo. En Zinda Law Group podríamos ayudarle a conseguir una compensación monetaria por las lesiones de su hijo en la guardería. Llámenos hoy al (800) 863-5312 y reciba una consulta GRATUITA de la mano de un abogado de lesiones en guarderías de su área.

¿CUÁLES SON SUS DERECHOS?

A pesar de lo establecido en su contrato con la guardería, como padre o representante legal puede tener el derecho de demandar a la institución por las lesiones de su hijo.

Muchas guarderías exigen a los padres firmar una cláusula de no responsabilidad en su contrato o acuerdo. Los institutos de este tipo hacen esto para intentar convencer a los padres de que la guardería no podrá ser demandada por lesiones a los niños que cuidan. Si bien esto podría parecer que están a salvo, no es legalmente una excusa para que la guardería no mantenga a su hijo seguro o pretenda no actuar cuidadosamente; además, no evita que usted (el padre) demande a la guardería.

La cláusula de no responsabilidad existe para confundir al padre y que piense que no pueden demandar por las lesiones del niño. Los tribunales obvian esto y podrían hacer que la guardería no sea eximida de su responsabilidad de la seguridad razonable de los niños en su cuidado.

Si bien debería reportar cualquier lesión o abuso a la policía si sospecha que la guardería está cometiendo actos indebidos, como padre también tiene el derecho a introducir una demanda civil por daños monetarios contra a la guardería u otras partes responsables.

Por consiguiente, como padre, tiene el derecho de introducir una demanda contra la guardería en la cual su hijo quedó lesionado.

INTRODUCIENDO UNA DEMANDA DE PARTE DE SU HIJO

Reconociendo que su joven hijo no puede demandar por cuenta propia, el sistema judicial permite que un padre demande a la guardería a nombre de su hijo. Los tribunales permiten que el padre o representante legal introduzca una demanda a nombre del niño bajo la regla del “amigo próximo”, que les permite a los menores ser representados por sus padres o custodios legales.

Por lo tanto, como padre, podrá contratar un abogado para su hijo, y cualquier compensación obtenida a su hijo será resguardada a salvo en una cuenta bancaria especial o un fondo hasta que su hijo cumpla los 18 años. Por supuesto, parte del dinero podrá ser usado para el cuidado y el tratamiento del niño producto que sea necesario tras el incidente.

A continuación se presentan pasos importantes a seguir si su hijo ha quedado lesionado en una guardería:

1. Documente la lesión de su hijo

Como padre, debería prestar mucha atención a su hijo para reconocer si ha quedado lesionado en una guardería, pues muchos chicos no son capaces de comunicar completamente su lesión. Tome notas detalladas y con fecha, presente un informe policial de ser necesario. Los informes policiales pueden actuar como notas objetivas del incidente, y si sospecha algún comportamiento criminal de parte de la guardería, esto podría dar inicio a una investigación criminal además de su demanda legal contra la institución.

Las notas son importantes porque es posible que el niño no sea capaz de comunicar completamente lo que le ha ocurrido, o el trauma que está experimentado. Es importante que, como padre, hable con su hijo y tome notas detalladas de lo que dice que ha ocurrido en la guardería, así como de cualquier incomodidad física, emocional o psicológica.

2. Consiga tratamiento médico para su hijo

Tan pronto como descubra que su hijo se ha lesionado, debería buscar atención médica experta de inmediato y el tratamiento requerido. La atención médica lo más pronto posible podría ayudar a mitigar los daños a su hijo. Como los gastos médicos pueden ser elevados, debería conservar todas las cuentas, todos los recibos asociados con el cuidado de su hijo, incluyendo combustible de viaje, el kilometraje de su vehículo y demás costos incidentales que tuvo mientras ayudaba al niño.

Su abogado podrá usar estos recibos y notas detalladas más adelante para conseguir la compensación monetaria más alta de la guardería y las compañías de seguros.

3. Consulte a un experimentado abogado de lesiones en guarderías

Un abogado de lesiones en guarderías con experiencia podrá ayudarle a conseguir la máxima compensación monetaria posible de las partes culpables y las compañías de seguros, y además podrá ayudarle a ubicar a doctores expertos en lesiones de niños. Adicionalmente, su abogado podrá educarlo sobre sus derechos, los plazos legales, y buscará y compilará la evidencia que demuestra la culpa de la guardería y presentará una demanda a su nombre. En algunos casos, la evidencia que consigue un abogado experto en la materia debe pasar por investigaciones a fondo y puede ser tan sólida que la guardería y las compañías de seguros intentarán llegar a un acuerdo rápidamente para evitar pérdidas en un juicio y los extensos costos legales.

Un abogado con experiencia en casos de lesiones en guarderías también ayudará a calcular los máximos daños monetarios del niño, incluyendo costos médicos y tratamientos, terapias necesarias para la recuperación, así como dolor y sufrimiento del pequeño. Un abogado de lesiones en guarderías podrá ayudar a compilar evidencia específica que demuestra la negligencia de la guardería y su personal, para ayudar así a descubrir los hechos y las circunstancias que rodean la lesión de la guardería.

¿A QUIÉN PUEDO DEMANDAR?

Guardería

Si una guardería actúa de forma negligente (irrazonablemente) y no cuida con la seguridad adecuada a su hijo, podría introducir una demanda contra ellos por las lesiones de su niño. Si el personal de la guardería no resguarda a su hijo, probablemente pueda demandar a la guardería en general, a los empleados de la misma y, potencialmente, a otro tercero, como la familia de otro niño que causó las lesiones del suyo.

Normalmente, la guardería podría ser considerada responsable si actuaron de forma indebida o, en términos legales, negligente. La negligencia ocurre cuando la guardería no actúa como es de esperarse, y esta desviación del cuidado normal y esperado causa las lesiones de su hijo.

Una vez que la guardería toma a su hijo, normalmente tienen un deber legal de actuar con seguridad razonable. Por consiguiente, la parte que con frecuencia es responsable en un caso de lesión en guardería es precisamente la guardería.

Personal de la guardería

Si hay otras partes culpables, como el personal de la guardería, otro niño o cualquier otro tercero, también podrá ser demandado por las lesiones de su hijo. Su abogado experto en lesiones en guarderías podrá aconsejarle cuáles partes debería demandar con base en los hechos, circunstancias y evidencia en su caso.

REGLA DEL “AMIGO PRÓXIMO”

El sistema judicial permite que un menor de edad sea representado en una corte por una parte legalmente competente cuyos intereses se alineen con los del niño. Con frecuencia, las demandas de lesiones en guarderías tienen a un padre o representante legal actuando como el “amigo próximo” del niño menor de edad, quien demanda a la guardería y demás partes responsables por los daños al pequeño.

COMPENSACIÓN POR LESIONES AL NIÑO

La compensación por lesiones personales de un niño es similar a la conseguida en otros casos de lesiones personales. Los daños monetarios que se pueden exigir incluyen cuentas médicas y costos asociados al tratamiento y a la recuperación de las lesiones de su hijo. Esto incluye costos de visitas médicas, tratamientos y medicamentos, así como sesiones de terapia y orientación.

También se puede exigir una indemnización por el dolor y sufrimiento del niño. Incluye dolor físico asociado con la lesión y los tratamientos médicos, así como trauma emocional y psicológico producto del miedo, estrés, ansiedad, pesadillas y experiencias similares debido al incidente de la guardería.

Mantenga un registro detallado y con fecha de las lesiones e incomodidades de su hijo, ya sean físicas, emocionales o psicológicas. Estas notas detalladas servirán como evidencia para demostrar el grado de las lesiones de su hijo.

Cuando se le conceden daños a un hijo, la corte normalmente designa una cuenta bancaria que gane intereses o un fondo para el niño. Entonces, cualquier compensación monetaria que reciba el niño por los daños y lesiones de la demanda se mantendrán allí hasta que cumpla los 18 años, momento en el cual tendrá acceso total al dinero. Por lo general, parte del dinero es asignada para que el padre o custodio pague por el cuidado del niño.

Antes de que cumpla los 18 años de edad, parte del dinero conseguido normalmente puede ser usado para fines específicos asociados al incidente en la guardería. Pueden incluirse aquí tratamientos médicos del niño, terapias y sesiones de orientación, entre otros similares. Lo importante es que el dinero es resguardado con seguridad para el beneficio del niño.

CAUSAS COMUNES DE LESIONES INFANTILES

Algunas de las lesiones más comunes en niños en la guardería son:

  • Caídas (como caerse de los equipos de juegos).
  • Golpes en la cabeza contra escritorios, puertas u otros equipos.
  • Dedos pisados en las gavetas o puertas.
  • Equipos de juegos con fallas.
  • Consumo de materiales peligrosos o tóxicos.
  • Lesiones causadas por otro niño.
  • Abuso por parte del personal de la guardería.

Muchas veces, las lesiones ocurren debido a:

  • Negligencia del personal de la guardería.
  • Supervisión inadecuada.
  • Instalaciones insalubres de la guardería.
  • Violación del código de seguridad de la guardería.
  • Actos de otros niños.

PLAZOS LEGALES

Es importante iniciar rápidamente su caso contra la guardería, pues hay límites de tiempo legales, después de los cuales es posible que su caso sea desestimado. El plazo legal, que comienza desde el momento de la lesión de su hijo en la guardería varía según el estado, pero normalmente es de dos años. Después de que ese plazo ha transcurrido, es posible que no pueda introducir una demanda contra la guardería o cualquier otra parte culpable por la lesión de su hijo.

Como el niño era un menor de edad al momento del incidente (menor de 18 años), algunos estados permiten al niño introducir una demanda contra la guardería hasta dos años después de cumplir la mayoría de edad.

Como la evidencia puede reducirse, expirar o dejar de estar disponible con el paso del tiempo, es posible que conseguir testigos se haga difícil y que la memoria sea menos confiable. Es importante consultar a un experimentado abogado de lesiones en guarderías inmediatamente después de la lesión de su hijo. El abogado podrá ayudarle a conocer sus derechos legales y podrá comenzar a compilar y conservar la evidencia crucial de su caso.

Por consiguiente, es recomendable no esperar para introducir una demanda y que de esta forma no expire el plazo legal de la lesión en la guardería, de forma que se pueda construir el caso más sólido posible contra la institución por las lesiones de su hijo.

¡ZINDA LAW GROUP PUEDE AYUDAR!

En Zinda Law Group, contamos con abogados de lesiones en guarderías con mucha experiencia y mucho tacto, quienes podrán ayudarle. Entendemos que las lesiones de su hijo pueden ser traumáticas, y la guardería debería responsabilizarse por su incumplimiento en el resguardo de su hijo.

Nuestros abogados tienen experiencia realizando investigaciones a fondo para ayudar a descubrir qué ocurrió en la guardería. Nos esforzamos para ayudar a los padres a proteger a sus hijos y construir los casos más sólidos.

Llame a Zinda Law Group hoy al (800) 863-5312 y consiga una consulta totalmente GRATIS con un experimentado abogado de lesiones en guarderías.

Las reuniones con los abogados son solo con cita.