ABOGADOS DE MORDEDURAS DE PERRO EN SANTA FE

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON ABOGADOS DE MORDEDURAS DE PERRO EN SANTA FE

Los perros son, por lo general, compañeros leales y mascotas amadas, pero hay veces que pueden morder o atacar. Las mordeduras de los perros pueden ser lesiones extremadamente graves que pueden causar infecciones, daño muscular y desfiguración, requiriendo tratamiento extenso. Si ha quedado lesionado por un perro, es posible que pueda conseguir una compensación del dueño.

Si usted o alguno de sus seres queridos han sido mordidos o atacados por un perro, deberían llamar a los abogados expertos en mordeduras de perro de Zinda Law Group en Santa Fe al (800) 863-5312, así obtendrá una consulta gratuita. Si no somos capaces de ganar su caso, no deberá pagarnos ni un centavo.

¿QUÉ DEBE HACER SI LO HA MORDIDO UN PERRO?

1. Busque atención médica

Si ha sido mordido por un perro, debe buscar de inmediato atención médica. Las mordeduras de perro pueden causar lesiones graves que, si no son tratadas, podrían resultar en complicaciones severas. Conjuntamente con el daño visible hecho por las mordeduras de perro, las infecciones son comunes y podrían seguir empeorando hasta que sean tratadas correctamente. Estas infecciones podrían aparecer por bacterias en las bocas de los perros cuando rompe la piel, o podrían ocurrir después de la mordedura si la herida no es tratada de inmediato con la atención médica adecuada. Las mordeduras de perro podrían exponerlo a la rabia, la cual puede ser letal si no es tratada.

2. Contacte a la oficina local de control animal

Luego de ser mordido, debería contactar a Servicios Animales de Santa Fe cuanto antes. Control Animal podrá responder a la situación y asegurar al perro para garantizar que nadie más salga herido. Luego podrían comenzar a investigar el accidente. Control Animal también podría determinar si el perro está registrado y si ha recibido las vacunas antirrábicas correspondientes, y si ha sido reportado anteriormente por morder a otros.

3. Recolecte y documente la evidencia

Documente cualquier evidencia disponible. Deberá recolectar la información de contacto de quienes hayan sido testigos de la mordedura del perro, y debería intentar documentar el incidente tan pronto como sea posible, incluyendo:

  • El comportamiento del perro.
  • Su propio comportamiento antes del incidente.
  • Si el perro iba con correa o estaba asegurado de otra forma.
  • Si lo mordió en una acera, en público o en propiedad privada.
  • Cualquier costo médico pagado al recibir tratamiento por sus lesiones

4. Consulte a un abogado

Debería consultar a un abogado de mordeduras de perro en Santa Fe cuanto antes si ha sido mordido por un perro. Un abogado con experiencia en el área podrá ayudarle a determinar quién es el culpable del caso y cuál es el valor de la indemnización que podría corresponderle. Los casos de mordeduras de perro pueden ser complejos, y el dueño del perro podría intentar culparlo por provocar el ataque. Un abogado de mordedura de perro en Santa Fe podría ser capaz de ayudarle a navegar estas complejidades y a buscar la compensación que posiblemente le corresponda.

¿EL DUEÑO DEL PERRO ES RESPONSABLE DE LAS LESIONES CAUSADAS POR EL ANIMAL?

En Nuevo México, las víctimas de mordeduras de perro pueden exigir al dueño del animal una compensación por sus lesiones bajo una responsabilidad estricta o reclamos por negligencia.

Regla de Una Mordida

En Nuevo México, se utiliza la regla de una mordida en muchos casos para responsabilizar al dueño del perro por cualquier lesión. Si el dueño del perro sabía o debía haber sabido que el animal era peligroso, esta persona podría ser responsable de las lesiones causadas por el perro. Un perro puede considerarse peligroso si ha mordido a una persona con anterioridad o ha demostrado tendencias agresivas. El tipo de raza también es un factor para determinar si el perro se considera peligroso, pues hay razas como los Pitbull, que se consideran peligrosas incluso sin un comportamiento agresivo previo.

El dueño de un perro peligroso tiene la responsabilidad de restringir al animal correctamente y de tomar las precauciones debidas para prevenir que el perro lesione a otra persona. Si una persona tiene un perro considerado peligroso, puede aplicar la responsabilidad estricta. Esto quiere decir que el dueño será responsable por todos los daños resultantes de las lesiones causadas por el perro, y no podrá evitar la responsabilidad alegando que el perro fue provocado. La víctima tampoco tendrá que demostrar que el dueño actuó de forma negligente al no poder evitar que su perro mordiera.

Negligencia

Incluso si el perro responsable de sus lesiones no era considerado anteriormente como un peligro, el dueño podría ser responsable de las lesiones causadas por el animal si actuó de forma negligente. El comportamiento negligente del dueño del perro puede incluir:

  • No poder mantener al perro con su correa.
  • Permitirle al perro que deambule libremente.
  • No poder proporcionar un recinto adecuado para el perro.

Para demostrar la negligencia y determinar la responsabilidad, hay cinco elementos que generalmente deben demostrarse: propiedad, deber de cuidado, incumplimiento del deber y causalidad.

Propiedad

Primero debe demostrar que el acusado es el dueño del perro, que era quien poseía al perro cuando ocurrió la lesión, o era el dueño de la propiedad donde ocurrió el ataque.

Deber de Cuidado

Luego deberá demostrar que el dueño del perro le debía un deber de cuidado a la víctima. El deber de cuidado es la obligación de tomar ciertas precauciones para garantizar que no ocurra un accidente, como asegurarse de que el perro está restringido por una correa.

Incumplimiento del Deber

El dueño del perro debe haber incumplido con el deber, es decir, no logró tomar las precauciones que pudieron haber prevenido el incidente. Si un dueño de perro deja que su mascota deambule sin correa en Santa Fe, esto podría hacer que ocurra una mordedura.

Causalidad

Luego, debe demostrarse también que el dueño del perro, al incumplir con su deber, fue la causa próxima del accidente. Esto quiere decir que de no ser por este error del dueño, el incidente no hubiese ocurrido. Por ejemplo, si el dueño del perro lo hubiese contenido adecuadamente, el perro no hubiese podido morder a la víctima.

Daños

Por último, la mayoría de las reclamaciones de negligencia también requieren que el demandante muestre que realmente sufrió daños como consecuencia del comportamiento negligente de la otra parte. En los casos de mordeduras de perro, puede bastar con mostrar los resultados de las lesiones en el sitio donde el perro lo mordió.

Vale acotar que, en casos basados en negligencia, el dueño del perro puede intentar defenderse diciendo que el perro fue provocado. Una acción de provocación podría incluir gritarle al perro, burlarse del perro, así como golpear al animal o causarle un dolor o incomodidad física de alguna forma. Un abogado en Santa Fe podrá ayudarle a determinar si el dueño del perro puede ser responsabilizado por sus lesiones, y podrá ayudarle a conseguir la compensación que merece.

COMPENSACIÓN

Si ha quedado lesionado por una mordedura de perro, podrá exigir una compensación por sus lesiones, incluyendo daños económicos y no económicos.

Daños económicos

Cuentas médicas

Podrá exigir una compensación por los gastos médicos. Esto puede incluir hospitalizaciones, tratamientos, terapias y cirugías reconstructivas, así como gastos médicos futuros si sus lesiones requieren un tratamiento continuo.

Salarios perdidos

Si sus lesiones lo hicieron perder días de trabajo, podrá buscar una compensación por los salarios perdidos. Si sus lesiones no le permiten trabajar, también podrá solicitar una indemnización por su pérdida de ingresos potenciales, lo cual podría determinarse con base en su salud general antes del incidente, su edad y su trabajo.

Daños no económicos

Dolor y Sufrimiento

También podría ser compensado por la angustia física, el sufrimiento emocional y cualquier desfiguración causada por el accidente y su impacto en su calidad de vida.

Daños punitivos

En casos muy raros, también podría ganar daños punitivos con base en cuán egregio fue el comportamiento de la persona que causó su accidente.

ESTATUTO DE LIMITACIONES

El estatuto de limitaciones establece cuánto tiempo tiene para introducir una demanda. En Nuevo México, cuenta con tres años a partir de la fecha del incidente para introducir una demanda por un ataque y mordedura de perro. Puede que sea necesario un tiempo para investigar su caso e intentar negociar con las aseguradoras para alcanzar un acuerdo antes de introducir una demanda. Debería contactar a un abogado lo más pronto posible para garantizar que presenta su demanda en este plazo.

CONTACTE A UN ABOGADO DE MORDEDURAS DE PERRO EN SANTA FE

Una mordedura de perro puede poner su vida de cabeza rápidamente, ya que es posible que se encuentre repentinamente enfrentándose con un montón de gastos médicos y lesiones que podrían cambiarlo por el resto de su vida. Si ha quedado lesionado en un accidente de mordedura de perro, debería contactar a un abogado lo más pronto posible. Su abogado podrá investigar su caso y determinar si el dueño del perro puede ser responsable del incidente, a la vez que determinará el valor de la compensación que puede corresponderle.

La mayoría de los dueños de perro tienen cierta cobertura de seguros según sus pólizas de seguro de hogar, y las aseguradoras se esforzarán por pagar la menor cantidad posible, si es que pagan algo. La compañía de seguros puede intentar alargar el proceso, esperando que usted acepte una oferta drásticamente más baja de lo que realmente le correspondería. Al actuar rápidamente, puede ayudar a su abogado dándole el tiempo requerido para investigar su caso y encontrar evidencia de respaldo. Esto podría ayudarle a garantizar que introducirá su demanda de mordedura de perro en Santa Fe dentro de los plazos legales.

CONSIGA AYUDA DE UN ABOGADO DE MORDEDURAS DE PERRO EN SANTA FE HOY

En Zinda Law Group, nuestros abogados en Santa Fe podrán ayudarle con su caso. Nuestros abogados tienen años de experiencia ayudando a los clientes a conseguir la máxima compensación que merecen luego de ser mordidos por perros.

Llame hoy al (800) 863-5312 para recibir una consulta gratis de la mano de uno de nuestros abogados de lesiones personales. No pagará ni un centavo a menos que ganemos su caso. Esa es nuestra garantía sin cobros por adelantado.