Abogados De Accidentes De Construcción En Santa Fe

LLAME AL (800) 863-5312 PARA HABLAR GRATIS CON UN ABOGADO DE ACCIDENTES DE LA CONSTRUCCIÓN EN SANTA FE

Si ha quedado lesionado en un accidente de la construcción, o si tiene un ser querido que ha quedado lesionado o murió tras un accidente en una zona de construcción, puede que tenga derecho a una indemnización por daños. En Zinda Law Group, nuestros experimentados abogados de accidentes de construcción en Santa Fe pueden ayudarle a conseguir la máxima compensación posible por lesiones y daños incurridos como resultado del accidente. No solo lucharemos para conseguirle a usted y su familia la compensación que merecen, sino que haremos que las partes negligentes se hagan responsables. Nuestra firma se encarga de casos de accidentes de construcción en todo Nuevo México, incluyendo Santa Fe, Albuquerque, Las Cruces y Rio Rancho. Llame hoy a Zinda Law Group al (800) 863-5312 para recibir una evaluación de su caso completamente gratuita de la mano de nuestros experimentados abogados de accidentes de la construcción en Santa Fe.

ESTADÍSTICAS DE LOS ACCIDENTES DE LA CONSTRUCCIÓN

La industria de la construcción tiene una de las fuerzas laborales más amplias en los Estados Unidos. Para 2019, la construcción llegó a ser aproximadamente la sexta industria más grande a nivel de número de empleados, con aproximadamente 11.4 millones de trabajadores a nivel nacional. Adicionalmente, según la Oficina de Estadísticas Laborales, la proyección de crecimiento de los mercados de construcción y extracción es de aproximadamente el 4% del 2019 al 2029. Estos mercados en expansión son principalmente impulsados por el crecimiento poblacional, el cual aumenta la demanda a nivel nacional de nuevos edificios, carreteras y demás estructuras.

No es sorpresa que, considerando el tamaño de la industria y su crecimiento en continua expansión, los trabajos de la construcción sean de los más peligrosos en nuestro país. Según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, para el año 2017, de los 20 trabajos más peligrosos clasificados según las tasas de lesiones fatales, posiciones de construcción ocuparon 6 peldaños. Entre estos trabajos de alto riesgo, las cuadrillas de construcción encargadas de equipos para pavimentar, asfaltar y compactar fueron las de mayor riesgo, con una tasa de 46.7 lesiones fatales por cada 100.000 trabajadores.

A pesar de los continuos esfuerzos para la prevención y leyes de seguridad ocupacional más estrictas, los trabajadores de la industria de la construcción siguen teniendo un alto riesgo de lesiones catastróficas y muerte. De hecho, las lesiones fatales en las zonas de construcción están aumentando, subieron de 985 muertes en 2015 a 1.038 muertes en 2019. Particularmente en Nuevo México, hubo 4 accidentes de la construcción fatales en 2018. Adicionalmente, en promedio ocurren 2.8 lesiones no fatales por cada 100 trabajadores de la construcción a tiempo completo en Nuevo México.

Aunque estas estadísticas reflejan ampliamente los peligros que enfrentan los trabajadores de la construcción en sus puestos de trabajo, los efectos de una zona de construcción peligrosa también puede amenazar la vida de transeúntes y peatones. Independientemente de quién ha quedado lesionado, los accidentes de la construcción tienen el potencial de causar lesiones catastróficas, y dichas lesiones muchas veces hacen que los familiares de la víctima tengan que correr con costos altos asociados a daños a la propiedad, gastos médicos, pérdida de la productividad, así como dolor y sufrimiento psicológico asociado con una lesión o la muerte.

¿QUÉ RECURSO LEGAL PUEDE TENER ANTE ACCIDENTES DE CONSTRUCCIÓN?

Las distintas soluciones disponibles para partes lesionadas dependen ampliamente del estado en el que ocurrió el accidente y su relación con el sitio de la construcción. Los trabajadores de la construcción y los peatones / no empleados reciben indemnizaciones de formas distintas tras accidentes ocurridos en zonas de trabajo. En Nuevo México, los empleados de una compañía de construcción que queden lesionados mientras hacen sus funciones por lo general son indemnizados exclusivamente a través del seguro de compensación de los trabajadores, con algunas excepciones. Mientras que los peatones y personas que no son empleados de la compañía de la construcción tienen un repertorio de recursos legales más amplio a su disposición. Las distinciones entre las distintas formas de recuperación de estos dos grupos se detallan a continuación.

Peatones o Miembros del Público involucrados en accidentes de la construcción

Los peatones, conductores y cualquier otro miembro del público que no esté asociado con el proyecto de construcción y haya quedado lesionado como resultado de las actividades de construcción tienen el derecho a demandar a las partes negligentes que causaron o contribuyeron con el accidente. Por consiguiente, si usted no está relacionado con la zona de construcción y quedó lesionado por sus actividades, podrá iniciar un proceso de demanda por lesiones personales y/o daño a la propiedad contra las partes responsables.

En Nuevo México, el estatuto de limitaciones para casos de lesiones personales es de tres años a partir de la fecha de la lesión y de cuatro años por daños a la propiedad personal. Por consiguiente, es crucial que encuentre un abogado capaz de realizar una investigación exhaustiva y a tiempo, que presente su reclamación correctamente y que posicione su caso para un resultado óptimo. Los abogados de lesiones personales que se especializan en accidentes de la construcción tienen el conocimiento y la experiencia necesaria para evaluar los códigos de seguridad correspondientes, evaluar a las partes culpables que operaban en el sitio y encontrar expertos para que testifiquen a su favor. Consultar a un abogado le ayudará a entender sus opciones legales y le reducirá el estrés que tendría si gestionara su caso usted mismo.

Trabajadores de la Construcción Heridos en el Trabajo

Los trabajadores de la construcción y los empleados del sitio, a diferencia de los peatones y transeúntes, tienen una carta de soluciones más limitada. Por lo general, a menos que trabaje en una operación de construcción extremadamente pequeña (es decir, con menos de 3 personas), tendrá que solicitar la indemnización exclusivamente de conformidad con la Ley de Compensación para Trabajadores. No obstante, existen algunas excepciones que pueden ayudar a que un trabajador de la construcción lesionado preserve su derecho a introducir una demanda por lesiones personales luego de un accidente laboral.

INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE LABORAL

El estado de Nuevo México impone reglas estrictas de seguros de compensación para trabajadores a los empleadores. Por lo tanto, de acuerdo a la ley de Nuevo México, las empresas con tres empleados o más deben brindar una cobertura de compensación para trabajadores a todos sus empleados.

El seguro laboral ofrece cobertura por el sueldo y beneficios médicos a los empleados que queden lesionados durante la ejecución de sus labores, a cambio de una renuncia obligatoria del trabajador a su derecho a demandar a su empleador por negligencia. Por consiguiente, si ha quedado lesionado en el trabajo y la empresa tiene más de tres empleados, lo más probable es que no pueda demandar a su empleador por un caso de lesiones personales.

La realidad es que, a pesar de que la compensación para trabajadores ofrece cierto nivel de cobertura por gastos médicos y salarios perdidos a los empleados lesionados durante su trabajo o a sus beneficiarios, no siempre ofrece un monto adecuado para cubrir el grado de daños – tanto físicos como psicológicos – que han sufrido. De hecho, la Ley de Compensación para Trabajadores muchas veces actúa como un límite en la cantidad que la víctima puede recuperar de su compañía de seguros, previniendo que reciba una indemnización justa y completa. Por consiguiente, existen varias reglas y problemas que debería entender para proteger completamente sus derechos a ser compensado por lesiones asociadas al trabajo.

EXCEPCIONES A LAS DISPOSICIONES DE SOLUCIONES EXCLUSIVAS DE LA LEY DE COMPENSACIÓN PARA TRABAJADORES

Si bien la amplia mayoría de los empleados solo recuperará los daños bajo la compensación para trabajadores, existen excepciones raras donde puede que conserve la capacidad de introducir una demanda por lesiones personales.

Su empleador no tiene una cobertura de seguro adecuada

Según las leyes de Nuevo México, el empleador está protegido de demandas por lesiones personales hechas por el trabajador, incluso en casos en que el empleador fue negligente o sumamente negligente. No obstante, la protección que brinda la ley de compensación para trabajadores de Nuevo México solo aplica para los empleadores que han mantenido con regularidad los seguros laborales. Eso quiere decir que si la compañía de construcción o el contratista para el que trabaja dejaron de pagar el seguro de compensación para trabajadores antes de su accidente, usted podrá introducir una demanda por lesiones personales. La falta de cobertura de compensación por accidente laboral del empleador lo deja expuesto a la misma responsabilidad que tendría en el caso hipotético en el que usted es un peatón o un transeúnte lesionado en la zona de trabajo.

Excepción de Delgado

Otra forma de demandar a su empleador, a pesar de que el mismo cuente con un seguro de compensación para trabajadores, es a través de la excepción de Delgado. La Suprema Corte de Nuevo México en Delgado contra Phelps Dodge (2001) creó una excepción que le permitió al demandante introducir una demanda contra su empleador por lesiones personales y la muerte injusta cuando el empleador tenía conocimiento de que el empleado estaba siendo enviado a una situación extremadamente peligrosa e innecesaria, donde un daño grave o la muerte eran prácticamente seguros. Delgado dejó una barra de evidencia extremadamente alta que superó las soluciones exclusivas disponibles bajo la Ley de Compensación para Trabajadores, pero permite que los empleados lesionados y sus familiares sobrevivientes exijan una indemnización completa en esta situación extremadamente rara.

Demandas contra terceros

Por último, aunque las leyes de compensación para trabajadores limitan demandas contra los empleadores, no lo hacen contra terceros que operen en el sitio. A pesar de que un trabajador de la construcción no tenga la posibilidad de demandar a su propio empleador, si podrá demandar a otro operador o compañía que trabaje en el sitio y que haya contribuido con el accidente. Las demandas a terceros están fuera del alcance de la Ley de Compensación para Trabajadores, y son consideradas demandas simples contra alguien que no es su empleador por motivo de lesiones personales sufridas como resultado de la negligencia de dicha parte.

Por consiguiente, si un trabajador de la construcción lesionado o sus familiares consideran que los beneficios de la indemnización no cubren correctamente sus pérdidas, podrán contactar a un abogado experto en accidentes de la construcción para evaluar sus opciones. Los empleados lesionados y sus familiares sobrevivientes no tienen que aceptar los beneficios mínimos que le ofrecen inicialmente por la compensación para trabajadores. Hablar con un abogado podrá aumentar el valor de su caso y le garantizará que su derecho a demandar estará protegido.

LESIONES COMUNES TRAS ACCIDENTES DE CONSTRUCCIÓN

CONSIGA LA AYUDA DE NUESTROS ABOGADOS DE ACCIDENTES DE CONSTRUCCIÓN EN SANTA FE HOY

En Zinda Law Group, nuestros abogados de Santa Fe han ayudado a muchos sobrevivientes de accidentes de la construcción y a sus familiares a recuperar sus vidas luego de sufrir lesiones, muertes y pérdidas financieras. Contamos con el conocimiento y los recursos necesarios para ayudarle a conseguir la máxima compensación que merece por cuentas médicas, salarios perdidos, daños a la propiedad, dolor y sufrimiento y otros costos asociados a su accidente. Si usted era un peatón o un transeúnte que no trabaja para la empresa de construcción, podremos ayudarle a recuperar todos los daños que le corresponden en relación a su dolor y sufrimiento físico y mental, así como salarios perdidos. Si usted es un trabajador de la construcción lesionado y no puede demandar a su empleador, es posible que pueda ser indemnizado por el seguro de compensación para trabajadores.

Nuestra firma considera que las víctimas de accidentes de la construcción no deberían preocuparse por su capacidad de pagar una representación legal de alta calidad. Por esa razón ofrecemos consultas completamente gratuitas. Zinda Law Group opera con honorarios contingentes, lo que quiere decir que usted no pagará ni un centavo a menos que ganemos su caso. Esa es nuestra garantía sin pagos por adelantado.

Si usted o alguno de sus seres queridos quedaron lesionados en un accidente de la construcción, llame a Zinda Law Group al (800) 863-5312 y reciba hoy una consulta gratuita de la mano de nuestros abogados de Santa Fe. También ofrecemos consultas virtuales gratuitas durante la crisis del COVID-19.